DEJA QUE CADA UNO HABLE / ENSAYO

Deja que cada uno hable: tú no hables, porque tus palabras les quitan a los demás sus figuras. Tu entusiasmo difumina sus fronteras: Cuando tu hablas ellos ya no se conocen a si mismos, si no que son tu.